23/11/15

Reserva de la Biosfera: Picos de Europa

from Infoasturias http://ift.tt/1NnM7an

El primer Parque Nacional español es un conjunto montañoso singular, hermoso, de agrestes paisajes calizos que constituyen la montaña señera de Asturias.

Picos de Europa ha marcado diferentes hitos en España. Hace casi un siglo (en 1918), supuso el punto de partida en la conservación y protección de la naturaleza española, cuando el 22 de julio de aquel año, el monarca Alfonso XIII fijó la mirada de todo el país en el macizo occidental declarando la Montaña de Covadonga como Parque Nacional. Fue la primera piedra de la actual Red de Parques Nacionales. 
 
Lago de La Ercina
 
Además, en estos gigantes calizos se han escrito las primeras páginas de la escalada en roca. Fue en las paredes del Naranjo de Bulnes o Pico Urriello, “El Picu”. Y su protagonista fue el asturiano Pedro Pidal acompañado del pastor de Caín Gregorio Pérez “El Cainejo”, quienes hicieron cumbre por vez primera en agosto de 1904 en la cima del hasta entonces inexpugnable pico. Pedro Pidal, Marqués de Villaviciosa, es también considerado el padre del parque nacional. Sus restos reposan en el espectacular mirador de Ordiales.  
 
Mirador de Ordiales
 
A comienzos del siglo XX la montaña señera de Asturias estaba en boca de todos. Picos de Europa sigue siendo referencia en materia medioambiental por la importancia y singularidad de los recursos naturales que alberga, con una geología única. No existe en el continente ningún macizo montañoso con alturas tan elevadas y tan próximas al mar. Este gran bloque grisáceo está en realidad dividido en tres: son los macizos oriental, central y occidental, bien delimitados de este a oeste por los ríos Deva, Cares y Sella respectivamente, y que engloban no sólo territorio asturiano sino parte de las vecinas Cantabria y León.
 
Macizo central desde Lagos de Covadonga
 
Su flora y fauna no le van a la zaga en cuanto a interés y notoriedad, con magníficas representaciones de bosque atlántico e interesantes praderías de alta montaña calcárea. Picos de Europa presenta la mayor diferencia de cotas altitudinales de la cordillera Cantábrica, con altitudes que van desde apenas un par de centenares de metros sobre el nivel del mar, hasta los 2.648 metros de Torre Cerredo, el techo de Asturias.
 
Hayedo
 
Las iniciales 16.925 hectáreas que protegía el Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, se ampliaron hasta 64.660 hectáreas el 30 mayo de 1995 al incluir a los otros dos macizos en el actual parque nacional Picos de Europa, que recientemente (3 diciembre 2014) ha incorporado 2.795 hectáreas más hasta ocupar una extensión total actual de 67.455 hectáreas, el segundo más extenso de la red de Parques Nacionales.  En el año 2002 pasó a formar parte de las Reservas de la Biosfera asturianas.
 
Rebecos en el Macizo Occidental
 
Por aquí moran osos, lobos, urogallos, corzos, ciervos y rebecos, muchos rebecos. El macizo occidental, especialmente, presenta una de las densidades más altas de este bóvido de montaña. La empresa Vive Picos organiza excursiones guiadas en vehículo todo terreno para conocer la flora y fauna de Picos. También podéis realizar alguna de las actividades de interpretación del medio natural que organiza la empresa Geoface
 
Observación del quebrantahuesos en Lagos de Covadonga
 
Capítulo aparte merece el quebrantahuesos, que desapareció de estas montañas a comienzos de los años 70 y que en 2006 regresó a la que fuera su casa para quedarse. En ello trabaja la Fundación Quebrantahuesos y sobre la vida de esta espectacular rapaz podéis conocer más en  compañía de la Casa de la Montaña gracias a la actividad que organiza entre las majadas de pastores de Picos con el hilo conductor de la vida y biología del Quebrantahuesos. La actividad se realiza en un marco tan sublime como es el del entorno de los Lagos de Covadonga. También os recomiendo una visita al centro de Interpretación Las Montañas del Quebrantahuesos, en Benia de Onís. Cerca queda también el Aula de Interpretación de la Fauna Glacial (Avín).  Muy recomendable es también la visita al centro de información Casa Dago en Cangas de Onís y al Centros de Visitantes del parque nacional  Pedro Pidal, en los Lagos de Covadonga. 
 
Majada en la Vega de Enol
 
Y hablando de majadas y pastores, no podemos pasar por alto los valores culturales y el patrimonio etnográfico de esta Reserva de la Biosfera, en cuyas tripas rocosas maduran algunos de los quesos más afamados: Cabrales, Gamonéu, por citar sólo un par de ejemplos entre los muchos quesos que se producen en las comarcas locales. Producción artesanal que vale la pena conocer por ejemplo en La Cueva-Exposición del Queso de Cabrales (Cueva del Quesu, en Las Arenas) o el Centro de Interpretación del Queso Gamonéu (Demués). La ganadería, la producción de forraje y heno para el invierno son otras de las actividades tradicionales que el hombre realiza desde antaño en la zona. Y para saber lo que el hombre realizaba muchos años antes, en la prehistoria, nada mejor que visitar el Aula Didáctica de la Cueva de la Loja, en Mazo. 
 
Basílica de Covadonga desde el Mirador de Los Canónigos
 
En cuanto Escapadas a Picos, no os perdáis la propuesta “Descenso del Sella y Ruta del Cares”, de Frontera Verde. Dos de las actividades que no deben faltar en una visita a Picos de Europa. La misma empresa ofrece una escapada de fin de semana multiaventura y otra con Curso de Iniciación a la Astronomía.
 
Bulnes
 

Texto y Fotos: Alfonso Polvorinos (www.elecoturista.com)



via November 20, 2015 at 09:31AM

Para leer el artículo completo copiar y pegar en el navegador la URL :
http://ift.tt/1NnM7an

Archivo del blog


Santo Domingo



 
Jose C. Ceballos